Negan, Lucille, violencia, hipocresía…

A raíz del último episodio, primero de la séptima temporada, de The Walking Dead, se ha producido un a ratos interesante, a ratos aburrido y predecible e hipócrita, debate en torno a la violencia en la televisión y en el cine, no solamente en su país de origen, EEUU, en el que asociaciones de padres han condenado la emisión de dicho episodio, sino en casi todo el mundo. Cientos de miles de comentarios en Twitter y otras redes sociales, firmados tanto por críticos de cine y televisión como por televidentes asqueados y horrorizados por lo que acababan de ver, que volvían a poner sobre la mesa la vieja discusión de cuáles son los límites de lo que se puede representar y ver en una pantalla. Una discusión que no lleva a ninguna parte, y que ha tenido lugar con otras películas y otras series, y que demuestra, una vez más, que no hay límites, en verdad, en lo que se puede narrar, y que tampoco hay límites en lo que se refiere a la falsa moral y estupidez en cuanto a argumentos de un considerable porcentaje de la audiencia.

Sem Título-1.png

Vaya por delante, primero, que sigo esta serie desde sus inicios, y segundo, que no creo que sea la mejor ni una de las mejores series de la historia, ni mucho menos. Sí creo, sin embargo, que es una gran serie con momentos culminantes y que es muy digna representación del ya legendario cómic de Robert Kirkman, sin lugar a dudas una de las novelas gráficas más desoladoras y emocionantes que he leído en mi vida. Y, como la sigo, sé perfectamente lo que nos va a ofrecer y por lo que voy a pasar si continuo viéndola, muy al contrario, me parece, que todos aquellos que han vertido sus opiniones en los medios calificando este último episodio de absurdo, aburrido, asqueroso, prescindible…y un largo etc, pues estoy seguro de que no han visto ni siquiera cinco episodios. Si lo hubieran hecho, no se habrían sorprendido tanto, pues hemos sufrido muertes desgarradoras, sanguinarias hasta extremos inconcebibles, sorprendentes, descorazonadoras. Probablemente no tanto como en esta ocasión, pero en términos muy cercanos. Y si han seguido la serie, y esto les ha parecido tan obsceno, lo entiendo todavía menos.

La maldad personificada

“El presente capítulo contiene escenas violentas que pueden herir la sensibilidad de los espectadores”. No recuerdo si en alguna otra ocasión la Fox ha advertido de la crudeza del contenido que iba a emitir a continuación (quizá el lector pueda ayudarme con eso), pero si no bastara con eso, convendremos en que vamos a ver una serie de horror y dolor ambientada en un apocalipsis zombie (no precisamente una ficción sobre la fraternidad y la esperanza…), en el que el mundo se ha convertido en un infierno insoportable plagado de millones de zombis, y en el que los pocos humanos supervivientes compiten entre sí por los recursos disponibles. Muy pocas veces estos supervivientes son seres honestos y pueden confiar unos en otros. Es el caso del grupo protagonista, por supuesto, que intenta mantener un mínimo de dignidad en un mundo tan hostil. Pero en su itinerario, se han enfrentado a verdaderos monstruos (tiranos, caníbales, psicópatas…) y han sufrido bajas espantosas de personajes importantes y muy queridos por el público. Aunque esta vez se enfrentan a la maldad personificada armada con un bate de béisbol envuelto en alambre de púas.

Greg Nicotero, que ha dirigido varios episodios de la serie, y que es un especialista en maquillaje y efectos especiales de horror, consigue justamente lo que se propone, que es llevar lo más lejos posible esta situación de desesperación final del grupo, enfrentado por fin con un enemigo que les supera en todos los aspectos, y que es más aterrador todavía porque se divierte masacrando y reduciendo a sus enemigos a pulpa, sin que signifique nada para él el sufrimiento ajeno. Negan, y su extensión Lucille, son la representación más exacta del mal que ha encontrado la serie (y que encontró el cómic). No solamente es un tirano egomaníaco, sino que su crueldad es indescriptible. Pero a diferencia del cómic, los guionistas y el director van mucho más allá, y para quebrar a Rick no solamente destroza a golpes a dos compañeros, sino que le obliga a mutilar a su propio hijo para luego pararle, sabiendo que ha convertido a su adversario principal en una piltrafa psicológica. Pocas veces en televisión hemos asistido a un espectáculo semejante.

The-Walking-Dead-AirunGarky.com-7x01-04.jpg

Y para que ese espectáculo tenga lugar han ayudado la experta dirección y planificación de Nicotero, disfrutando al máximo de una imaginería truculenta y apocalíptica que él conoce a la perfección, con una atmósfera pesadillesca y unos claroscuros que se difuminan en la aterradora luminosidad de la última secuencia; y por supuesto la impecable interpretación de Jeffrey Dean Morgan y Andrew Lincoln, en un cara a cara memorable, plagado de detalles soberbios en la dirección de actores, de sombras en el rostro de Lincoln agazapado en la furgoneta, de cortes certeros de montaje. Pero nada de eso importa, porque muchos se han escandalizado viendo los cuerpos salvajemente destrozados de Glenn y Abraham, y es cierto que esas imágenes son insoportables y plantean otras cuestiones, pero son cuestiones ajenas a la ficción o la narración que se nos ofrece.

Ya hemos visto imágenes escandalosamente gráficas en otras series, como Game of Thrones o Deadwood. Pero nadie, o casi nadie, cuestiona que son obras de arte del audiovisual contemporáneo. El caso de The Walking Dead es otro bien distinto. Es la serie por cable más vista en el mundo, y se la percibe como una serie más comercial y menos artística. Por tanto, es más susceptible de recibir ataques. Considerada la menos interesante de las series de la AMC (creadora de joyas como Mad Men o Breaking Bad) no se le permiten ciertas cosas, desde un punto de vista social. Pero bajo mi punto de vista los creadores de la serie han sido muy inteligentes planteando una relación no ya a tres (la obra, el artista, el público) como dijera Truffaut sobre Hitchcock, sino a cuatro (la obra, el artista, el público.. y las redes sociales), logrando su objetivo a la hora de horrorizar no solamente con sus imágenes, sino con las expectativas y la hipocresía del respetable. Es un juego en el que no se sabe si por una vez la serie será más fiel a la novela gráfica (con la muerte de Glenn), o si por el contrario propondrán algo distinto e igualmente aterrador.

Pues esta vez han propuesto algo distinto y mucho más aterrador, y han sido fieles a la novela gráfica en la muerte de un querido personaje, incluso en la planificación de esa muerte. Y muchos se han llevado las manos a la cabeza, gritando en su interior “¿y los niños? ¡¿es que nadie piensa en los niños?!”. Nadie obliga a nadie, en verdad, a ver la serie. Como nadie te obliga a perder tu tiempo mostrando tu indignación por lo que has visto en pantalla, ni a desarrollar absurdos argumentos sobre el respeto al espectador. Si lo haces es porque te da la puta gana. Y para todos esos tengo un mensaje: para bien o para mal, The Walking Dead ya es historia de la televisión.

landscape-1459858449-negan-the-walking-dead.jpg

Advertisements

5 thoughts on “Negan, Lucille, violencia, hipocresía…

  1. Sí, la verdad es que el revuelo ha sido absurdo. Había que demostrar que Negan era peor que Rick. Y ahora Negan intenta demostrarle a Rick que él es y ha sido, y probablemente será, mucho peor, pero esas cosas quedan olvidadas bajo el gore.
    Esta misma semana, en “American Horror Story”, un personaje también ha reducido la cabeza de otro a papilla de manera explícita, y creo que no he visto a nadie llorando por ello, incluso cuando AMC y FX son cadenas del mismo tipo (cable básico), es decir, que pueden tener la misma cantidad de espectadores (aunque en la práctica algunas sean más masivas que otras).
    Oh bueno, qué se le puede hacer…

    Like

  2. De donde sacarás Adrián el tiempo para ver tanto cine, ¡¡como te envidio¡¡ hubo un tiempo que siguiendo tus sabios consejos me vi unas cuantas series, algunas de una tacada y lo tuve que dejar porque se me desordenaba mi aburrida vida de jubilado y sentía un cierto vértigo, así que volví rápidamente a mi muro pro-Podemos de Face a seguir criticando a las diversas derechas de Caspaña, estoy hecho un animal, me refiero a un animal de costumbres, un abrazo y “porfa” sigue acompañándonos con tu Cuaderno, no lo dejes, escribe, aunque sea de uvas a peras, porque es tan poco prolífico como entrañable.

    Liked by 1 person

    1. Hola, amigo futbolín, qué alegría que me escribas!

      No me envidies tanto, que veo mucha mierda que me hunde la moral. Y aqui pues dejo mis impresiones sobre cosas mas o menos importantes.

      Te recomiendo, como recomendaría al acusador de jenízaros palazón, que vieras entera Los Soprano, lo mejor que he visto en television en mi vida. No pierdas tiempo con otras cosas.

      Mi cuaderno, pues bueno… no creo que vuelva, no tengo energías ni fuerzas para hablar de mí. Es un ciclo terminado, en cierta forma.

      Por favor cuídate y si ves al jodido cascarrabias dale un abrazo de parte de este lector que se considera su amigo.

      Y otro abrazo muy fuerte para tí!

      Liked by 1 person

      1. Así lo haré, Palazón sigue en la brecha a sus 87 y se alegra mucho cuando sabe de ti, y los Soprano hace tiempo que siguiendo tus recomendaciones tengo el primero de todos los episodios para verlo y aun no me he atrevido, por si me crease adicción, cosa que de hecho daba por sentado, pues me pasó con todas las que recomendaste como The Wire, Breaking Bad , 2 m. Bajo tierra, Deadwood,etc. etc. Por cierto, la que me está gustando bastante es Better Call Saul, sufro menos con ella que con la de Breaking, jajaja
        Un abrazo y mis mejores deseos.

        Like

      2. Aciertas de lleno, es completamente adictiva. Y es, quizá, la más certera y escalofriante radiografía de la naturaleza humana que se escrito y filmado. Si en algún momento te sientes con fuerza para verla seguida, no te arrepentirás.

        Better Call Saul quisiera verla, pero no he tenido oportunidad. Seguro que se sufre menos que con Breaking Bad, eso lo doy por hecho.

        Un gran abrazo, amigo.

        Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s