Primos (2011), de Daniel Sánchez Arévalo

De entre los directores españoles surgidos en la primera década del presente siglo, uno de los más inteligentes y también de los más interesantes, probablemente sea el madrileño Daniel Sánchez Arévalo, que hace diez años debutó con la muy estimable Azuloscurocasinegro (2006), un filme muy personal y muy poco comercial, que inauguraba una mirada estimulante y bien definida. Era el inicio de una probable carrera arriesgada y muy de autor, sin embargo los posteriores títulos del director, sin ser nada desdeñables, no han continuado esa mirada existencialista, sino que se han decantado por un tono más festivo, aunque no exento de cierta melancolía. Nada que objetar, si bien da la impresión de que su trayectoria se ha estancado demasiado pronto, a la espera de que pueda retomar esa mirada inicial que tanto prometía

Guionista de profesión, Arévalo tiene talento para las situaciones inesperadas o directamente disparatadas, así como para los personajes arquetípicos a los que sabe dotar de vida en la dirección. Si exceptuamos la desmesurada ambición argumental de su guión para El mal ajeno, penosa película dirigida por Óskar Santos, que tuve la desgracia de ver en el festival de Berlín de 2010, sus historias suelen contarse a ras de suelo: perdedores que no saben cómo seguir adelante sin traicionarse, soñadores que persiguen sueños quizá absurdos pero que podrían hacerles felices por un instante, personajes perdidos que están buscando un punto de anclaje en su vida. Todo ello a veces lastrado por cierta tendencia al constumbrismo, al que Arévalo sin embargo sabe inocularle momentos inspirados y verdaderos. Algo es algo, en el descorazonador panorama español. Su tercera realización, Primos (2011), sin ser ninguna maravilla, se ve bien, se disfruta, se olvida pronto, pero tiene buenos momentos.

Primos-401566829-large

A Diego (un buen Quim Gutiérrez, frágil pero también interesante, sin caer en la caricatura pero bastante histriónico) su novia le deja plantado en el altar. De hecho la primera secuencia es en la iglesia, recién plantado. Junto con sus dos primos, Julián (estupendo Raúl Arévalo, muy desvergonzado y humano, dentro de su arquetipo), y Jose Miguel (correcto Adrián Lastra dentro de un personaje que desentona en algunos momentos), decide largarse a su pueblo de Cantabria, Comillas, para intentar conquistar a Martina (excelente Inma Cuesta, como siempre, aunque su personaje está bastante desaprovechado bajo mi punto de vista), un antiguo amor, y así resarcirse de su abandono. El punto de partida es gracioso y engancha, aunque los temas musicales elegidos, muy anglosajones, también advierten que es una comedia a medio camino entre lo español y lo estadounidense.

Sucede en la comedia española actual que junto al respeto a los grandes maestros puramente españoles (con suerte, y  si lo hay), existe cierta tendencia a caer en formas, música y puesta en escena de comedia “made in USA”. Algo lógico y entendible, pero creo que el talento demostrado en Azuloscurocasinegro podría haber intentado hacer algo más densamente español, más intrincado y menos acomodaticio, por decirlo de alguno manera. La peripecia de los tres primos está bañada de esencias españolas, pero quedan en la superficie, mientras que en el fondo late un happy ending y una percepción del mundo más buenrollista, más luminosa, más estadounidense para entendernos. Siendo una comedia bastante loca y no excesivamente comercial, se echa en falta más riesgo, una mirada más profunda sobre lo local, la naturaleza de los personajes. Arévalo queda a medio camino de casi todo.

Pero lo cierto es que divierte, y tiene diálogos y situaciones realmente vibrantes y en alguna ocasión brillantes. Pienso en la insistencia de Diego de acostarse con Martina, algo a lo que ella finalmente accede contra todo pronóstico, lo que da lugar a una noche de sexo y confesiones muy divertida y muy convincente en todo momento. También pienso en la bonita historia entre Bachi (estupendo Antonio de la Torre, un buen actor) y su hija Clara (la ahora bastante popular Clara Lago), a los que intenta reconciliar incansable el personaje de Raúl Arévalo, mientras de alguna forma intenta también conquistarla a ella. Son chispazos de buen cine, de buena comedia, en la que respira una vida y una mirada muy estimulantes. Lástima que no sean la norma en el relato, y que por lo general asistamos a una comedia tonta, muy divertida pero insustancial.

Quizás en un futuro, que debería llegar lo más pronto posible, Arévalo sea capaz de cuajar esa vertiente lúdica con la personalísima mirada que pudo erigir en su debut. Así podría por fin situarse entre los directores más interesantes de su generación. Es un guionista avezado y un director de actores más que aceptable. Pero no basta con eso. Hay que darlo todo, como si la película que filmas fuera no ya la última que vas a hacer en tu vida, sino la última que va a filmarse en la historia. Así de sencillo, o así de complicado. Esperemos, por tanto, a ver qué es capaz de hacer en los próximos años. Mientras podemos volver a ver Primos porque te hace pasar un buen rato. Sigo sin entender los parlamentos de algunos actores (qué diantres…es cine español), pero me reconozco en los caracteres. Y la esperanza es lo último que se pierde. O eso dicen.

 

Advertisements

4 thoughts on “Primos (2011), de Daniel Sánchez Arévalo

  1. Adrián, me gustaba seguirte en Twitter, pero no sé si lo has borrado. Tienes alguno nuevo? Siempre es un placer leer tus críticas. Saludos.

    Like

  2. Estimado Adrián, me aparece que no puedo ver tus tweets ni seguirte. Al parecer me has bloqueado jeje. Estoy seguro que se trata de un error. La última vez que platicamos por Twitter te agradecí el que hayas recomendado ‘Starman’ en Blogdecine porque gracias a ti la vi y conocí. Tal vez lo recuerdes. Podrías verificarlo, por favor? Soy @rodomos. Gracias. Saludos.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s