Truman (2015), de Cesc Gay

Bajo mi punto de vista, pensando de forma global, en el cine español existen sobre todo dos clases de creadores. La primera sería la de los autores más o menos consagrados, tipo Almodóvar, los Trueba, Fernando León, Isabel Coixet, Carlos Saura, Alejandro Amenábar (aunque este director también podría formar parte del segundo grupo), Agustí Villaronga, Icíar Bollaín, Mariano Barroso…La segunda sería la de los directores más comerciales y accesibles, y de nuevo incluimos aquí a Amenábar, pero también a Santiago Segura, Daniel Monzón, Javier Fesser, Alberto Rodríguez, Dani de la Torre… Faltaría, quizá, lo que algunos han acuñado como una “clase media”, algo intermedio, que aúne la autoría con la aceptación del gran público, en la que brilla casi en solitario, por su personalidad y coraje, el bilbaíno Enrique Urbizu. El responsable máximo de Truman (2015), Cesc Gay, probablemente quiere ser de este último y reducido grupo de directores, pero por una parte le falta personalidad, y por otra creo que no es capaz de conquistar al gran público.

Su sexta realización, tras la prometedora Krámpack (2000), la desconcertante y auto-complaciente En la ciudad (2003), la irregular pero a ratos sorprendente Ficció (2006), la muy floja y cargante V.O.S (2009), y la coral y con buenos momentos y otros menos buenos Una pistola en cada mano (2012), confirma que Cesc Gay es un cineasta que no está mal, que conoce la mecánica de su oficio, que es inteligente, pero que ya, con década y media de carrera, no va a sorprender ni a llegar mucho más allá de crear dramas o comedias agradables, que se ven bien, pero que se olvidan pronto. Gay quiere ser un cineasta sensible, minimalista, director de actores, más o menos humilde, pero lo que consigue es que sus películas, en general, sean poco emocionantes, carentes de cualquier riesgo formal, de algún modo “afrancesadas”, pero bajo cuya corteza exterior apenas hay nada destacable.

truman

Lo que más llama la atención de Truman, bajo mi punto de vista, es que cuenta una historia de partida muy dura y hasta trágica y supuestamente llena de complejidades emocionales, pero lo hace con un tono tan amable, “buenrollista” para entendernos, tan ligero y liviano, que realmente queda claro que la toma de postura del director frente al material que nos narra no es el adecuado. Y aunque hipotéticamente lo fuera, el guion escrito por el propio cineasta en colaboración con Tomás Aragay, está desarrollado eludiendo las líneas de mayor resistencia y dificultad, y entregándose a hechos y situaciones muy blandos y de muy poca intensidad psicológica. De vez en cuando alguna secuencia nos hace pensar que quizá por fin nos adentremos en la verdadera película que parece querer ser, más dura y terrible, pero sólo son sombras, y enseguida regresamos a la convencional película que termina siendo.

Dos amigos, supuestamente entrañables, se reencuentran después de varios años porque el primero de ellos está muriéndose de cáncer, y quizá sea la última vez que compartan unos días juntos. Tal prometedor punto de partida, que podría dar, siempre que el guion y la dirección asuman riesgos importantes, a una buena y dura película, se diluye en una especie de manual de autoayuda para enfermos de cáncer, o allegados de enfermos, y los últimos días, muy breves, entre los dos amigos, no dan ni siquiera para una secuencia en la que ambos se desnuden metafóricamente frente al otro, o para algún momento inspirado e inesperado, en el que los espectadores podamos sorprendernos con alguna idea, o algún momento intenso. Todo es tan liviano y tan poco doloroso, que al terminar la proyección nos preguntamos qué nos ha querido contar el director.

El personaje enfermo de cáncer está interpretado con su habitual buen hacer por el actor argentino Ricardo Darín, y su amigo por el español Javier Cámara, que vuelve a demostrar sus carencias en la construcción de personajes, en su versatilidad y su pegada emocional. La, en teoría, profunda amistad que les une no es muy creíble en ningún momento. Se asume, y poco más. En ellos residía, creo yo, la responsabilidad de hacer de Truman (que se titula así porque es el nombre del perro que el personaje de Darín quiere dar en adopción antes de morir) una cinta en verdad interesante y potente (ya que la apagada y deslucida dirección de Gay simplemente se limita a contar desapasionadamente los hechos), pero salvo alguna frase o mirada aislada, el espectador no obtiene nada.

Ha sido esta una película muy valorada en el Festival de San Sebastián, y ahora tiene varias nominaciones a los premios Goya. Podría, debería, esperarse bastante más de la que se supone una de las producciones españoles más importante del año. Algo más, creo yo, que un telefilme al que se asiste sin dejar la más mínima huella en quien lo visiona, y que para los más exigentes y estudiosos de cine, representa la enésima prueba de que en este país premiamos cosas como esta porque no hay otra cosa a la que, supuestamente, premiar, y de que, más allá de los grandes problemas de producción y exhibición, más allá de nuestra muy dañada identidad como cine, un problema mayor es el modo en que algunos directores quieren contarnos algunas historias, por la sencilla razón de que no han reflexionado lo suficiente sobre lo que nos están mostrando.

Advertisements

One thought on “Truman (2015), de Cesc Gay

  1. Sí, muy afrancesada esta Truman, eso mismo comentamos un buen amigo y yo al salir de la sala, y por ende, muy poco española (por aquello de la pasión ibérica, que no es un cliché, sino una realidad) la cinta que acertadamente comentas estimado Massanet. Poca huella nos deja el visionado de este filme, donde los actores no nos trasmiten el drama tremendo que están viviendo. Todo muy acéptico y frío, casi diría distante, hasta el “can” que da título a la película.
    Un saludo afectuoso, Jorge Moreno

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s